Bocados de lechal cocinados a baja temperatura con azafrán, el oro rojo de la cocina que le aporta un característico color ocre y un sabor inconfundible.

Peso neto: 350 g.